CONSIGUE UNA SONRISA MÁS BLANCA

blanqueamiento dental
22
Jun

CONSIGUE UNA SONRISA MÁS BLANCA

En ocasiones nos sentimos insatisfechos con el color de nuestros dientes y nos preguntamos qué podemos hacer al respecto. Hoy en día en las clínicas dentales contamos con tratamientos que nos ayudan a conseguir mejorar la tonalidad de los dientes.



Lo primero que hay que tener en cuenta es que este tipo de procedimientos requieren de un diagnóstico inicial, se debe acudir a la clínica y valorar si el estado de los dientes y de las encías es bueno, ya que unos dientes muy desgastados, con muchos empastes, caries o portadores de prótesis no van a poder ser tratados con un sistema de blanqueamiento. Cuando el paciente presenta gingivitis o problemas de encías, hay que tratarlos primero y asegurar un estado de salud bucal correcto. En casos de dientes que presentan alteraciones del color debido a medicaciones los resultados están limitados y es posible que se requiera combinar este tipo de tratamientos con otros.

Es fundamental contar con un buen estado de salud general en el paciente, ya que pacientes con determinadas patologías o en determinadas situaciones contraindican su uso.

Con respecto al tipo de blanqueamiento se pueden utilizar diversas técnicas, el que más utilizamos nosotros es el de clínica, el tratamiento consiste en colocar un gel protector en la encía, ya que el producto no está indicado para que toque ese tejido y otro gel en la superficie de los dientes que se deja actuar junto con una luz unos minutos, se limpia y se vuelve a colocar el gel hasta un máximo de tres veces. Generalmente los resultados son visibles ya en la primera sesión, pero es recomendable realizar una segunda sesión para conseguir mayor cambio.


 Contamos con otra técnica por la cual elaboramos unas fundas transparentes de la boca del paciente y en casa se coloca un gel que se deja actuar unas horas los días que se considere conveniente, es necesario acudir a revisiones para valorar los resultados. Está completamente contraindicado utilizar este tipo de técnicas sin supervisión de un profesional de la odontología, ya que los componentes que contiene el producto pueden ser dañinos para el esmalte y para la salud bucal.


 En cualquier técnica que utilicemos puede ocurrir que el producto de lugar a cierta sensibilidad cuando está actuando, pero esa molestia remite a los días, no siendo algo permanente.

Tras realizar este tipo de tratamientos, siempre recomendamos pastas dentífricas y enjuagues específicos que mejoran los resultados, es muy importante colaborar y evitar que en los días posteriores la boca entre en contacto con agentes que puedan empeorar los resultados, como son alimentos y bebidas con colorantes o con sustancias que pueden teñir el diente, como refrescos, frutos rojos, tomate, etc. Y también evitar el tabaco.

Gracias al blanqueamiento puedes conseguir que tu sonrisa tenga un aspecto más limpio y bonito, si estás interesad@ no dudes en venir a visitarnos, te aconsejaremos sin compromiso.


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Mas información.